25 Oct 2017

¿Qué son en realidad las migrañas, cómo se producen?

Publicado en:
Escrito por Dr. Ata Pouramini en ,
Cómo curar migrañas

¿Quién no ha oído hablar de las migrañas? Teóricamente las padece el 14% de la población, aunque estoy convencido de que el número de afectados es mucho mayor, ya que hay un montón de gente no diagnosticada. Esta dolencia afecta tres veces más a mujeres que a hombres. El 60% de las mujeres tienen migrañas coincidiendo con la regla. También la sufren el 10% de los niños con edades comprendidas entre los dieciocho meses y los doce años. En estas edades sin embargo los afectados son principalmente chicos.

La realidad es que las migrañas son un problema médico del que todavía se desconoce mucho, porque la experiencia de la gente que las sufre varía en gran medida. Si no las has sentido, consisten en un dolor opresivo a ambos lados de la cabeza, algunas personas incluso experimentan visiones lumínicas antes del ataque; luego el dolor puede verse acompañado de náuseas, vómitos, sudor, falta de aire, molestias auditivas e incluso interferencias relacionadas con olores y sabores. La experiencia de la migraña se extiende por todo el cuerpo aunque el dolor radique en la cabeza.

Para las personas que nunca han sufrido un ataque, la primera vez puede ser una experiencia que llegue a asustarles, dado que guarda ciertas similitudes con los síntomas de un infarto cerebral. La pérdida de visión temporal o los hormigueos en extremidades tampoco tranquilizan, ¡pero no te preocupes! Es “solo” una migraña.

La teoría dice que las migrañas se producen por una dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro; en algunos estudios se ha revelado un incremento de hasta el 300% del flujo sanguíneo en la zona afectada. Otros estudios han concluido que la estructura de los vasos (el círculo de Willis) es diferente al de la gente sin migrañas. Aunque realmente no se entiende del mecanismo exacto, se sabe que la causa del dolor es la dilatación.

Entonces, ¿qué puede desencadenar una migraña?

La serotonina. En concreto, niveles bajos de serotonina. Algunas soluciones que se han probado para las migrañas pasan por aumentar farmacológicamente los niveles de serotonina. Trata de mantenerlos altos para evitar las dolorosas migrañas.

Los altibajos de cortisol, que es la hormona del estrés. Una vida equilibrada te ayudará a mantener niveles de cortisol estables.

Las hormonas tiroideas tienen un papel importantísimo en las migrañas, así que nunca está de más si las padeces hacerte una prueba para ver en qué niveles están.

Subluxaciones en las vértebras. Desajustes en la columna.

La dieta. Conozco a muchas personas que han eliminado o reducido sus migrañas o dolores de cabeza quitando ciertas comidas de su dieta. Los alimentos culpables suelen ser:

El gluten

La caseína (proteína presente en los lácteos)

La soja y sus productos derivados

Los huevos

El sirope de maíz alto en fructosa

El glutamato monosódico

Los edulcorantes artificiales

La cafeína

Sé que es durísimo no tomar ninguno de los productos de esta lista, pero si los dolores de cabeza o las migrañas no te dejan vivir, es un sacrificio que merece la pena.

Para desanimarte un poco más -y lo siento de verdad-, procura suprimir también el vino, el chocolate, las carnes y los pescados crudos o ahumados, el queso, la levadura, los cítricos y más comidas que pueden contener histamina. La razón para evitarla es que micha gente que tiene migrañas presenta problemas para asimilarla por falta de una enzima que se llama diamino oxidada o DAO.

En el siguiente post hablaremos de qué puede aliviarlas. Mientras tanto, te anticipamos una de esas medidas: la quiropráctica. Muchos de nuestros pacientes acuden con migrañas obteniendo muy buenos resultados gracias a los ajustes quiroprácticos. Si las estás padeciendo y necesitas ayuda, solo tienes que pedir cita online y venir a una de nuestras clínicas.