28 Ene 2020

¿Conoces la diferencia entre quiropráctica y osteopatía?

Publicado en: Quiropráctica
Escrito por en
quiropractica y osteopatia

En muchas ocasiones quiropráctica y osteopatía llegan a confundirse ya que, en algunos puntos, pueden resultar similares. Si tú también tienes estas dudas y quieres ver qué puede aportar cada una de estas disciplinas sigue leyendo. 

Quiropráctica y osteopatía: principales diferencias

Estas dos técnicas llevan ya muchos años en circulación. La osteopatía se creó en 1874, mientras que la quiropráctica 20 años más tarde, concretamente en 1895. Esto pone de manifiesto el largo recorrido que tienen ambas técnicas en el cuidado de nuestro cuerpo y en la búsqueda de un bienestar completo. 

Más allá de la proximidad en su creación y de otras muchas similitudes, ambas técnicas difieren en varios puntos: 

  • Lo primero de todo, la osteopatía se basa en el sistema circulatorio mientras que la quiropráctica hace lo propio pero en el sistema nervioso. 
  • Otra diferencia que se puede encontrar a simple vista es que el osteópata, para trabajar, tiene que desnudar la zona que va a trabajar mientras que los quiroprácticos no precisan despejar la zona de ropa para poder realizar los ajustes. 
  • La duración es otro punto diferenciador. En el caso de los tratamientos de osteopatía, la duración oscila entre la  media hora y una hora. Por su parte, en la quiropráctica el tratamiento se realiza en una duración de entre 2 y 15 minutos. 
  • Muy relacionado con el punto anterior es la frecuencia de visita a cada uno de los especialistas Como bien sabrás, en la quiropráctica los ajustes suelen ser más recurrentes, consiguiendo así una tasa de visita mayor. En el caso del osteópata, es posible que te cite para tu próxima visita en un periodo de tiempo más elevado. 
  • La osteopatía puede actuar sobre todas las articulaciones, la quiropráctica se centra, sobre todo, en trabajar con la zona de la columna principalmente. 

Como puedes ver, son varios los puntos diferenciadores a tener en cuenta. Sea como sea, lo ideal es que consigas un profesional que te ayude a mejorar tu bienestar y tu salud y con el que la relación sea cercana y fluida.