HERNIA DISCAL

Si padeces de hernia discal, podemos ayudarte.

¿QUÉ ES UNA HERNIA DISCAL?

Los discos intervertebrales tienen una mala circulación sanguínea, ellos dependen de la circulación de fluídos articulares para traer sus nutrientes y desechar sus residuos. Si una articulación vertebral pierde su movilidad normal, esta acción es impedida y la salud del disco se deteriora.

Como una esponja húmeda un disco saludable es flexible. Una esponja seca es dura y rígida y se puede quebrar fácilmente. Es así como muchos de los problemas discales.

 

¿QUÉ SÍNTOMAS TIENE?

 

La hernia discal se produce cuando parte del disco situado entre vértebra y vértebra se desplaza y presiona la raíz del nervio que sale de la médula espinal produciendo lesiones varias. Esto puede ser debido a traumatismos (caídas, lesiones, accidentes…) o cambios degenerativos de la columna vertebral, entre otros.

 

TRATAMIENTO QUIROPRÁCTICO HERNIA DISCAL

 

Detectamos los problemas de la columna, las llamadas subluxaciones (pequeño desplazamiento de una vértebra), y a través de los ajustes se ocupa de mantenerla sana y libre de interferencias. Un ajuste es un movimiento rápido y suave que coloca las vértebras en su posición correcta para que el nervio deje de estar comprimido y funcione sin interferencias.

La función del ajuste quiropráctico para los problemas discales es ayudar a restablecer el movimiento normal y la posición de las articulaciones vertebrales. Además de reducir el abultamiento, la mejor función espinal ayuda a disminuir la inflamación. Muchos pacientes han evitado cirugías innecesarias o dependencias de analgésicos al optar por una atención quiropráctica conservativa.

LLámanos o Reserva Cita Online