07 Feb 2012

A nuestro querido José Capote

Publicado en: Novedades de la casa Personas como tú
Escrito por Dr. Ata Pouramini en
jose-capote-buena

Querido amigo,

Paciente quiropráctica Solías venir a la consulta todas las semanas sin falta para recibir tus ajustes quiroprácticos. Con cada año que pasaba, tú te hacías más mayor, pero a la vez te hacías más fuerte. Decías que la quiropráctica te ayudaba realmente, decías que era como un bastón que nos ayuda paso a paso nuestro camino, con fuerza y  belleza a la vez.

Durante todos estos años, hemos estado muy unidos. Yo escuchaba tus palabras durante horas, y observaba con atención y devoción la respuesta de tu cuerpo a los ajustes; que te permitieron vivir plenamente hasta el día de tu marcha.

Fuiste un hombre muy especial, del que todos aprendíamos algo. Tus mayores virtudes fueron la sabiduría, la sensibilidad para escuchar a los demás y  el profundo respeto por tu cuerpo y tu salud.

Sé que tuviste una vida muy dura, más de lo que la gente pueda imaginar, pero siempre supiste ser feliz. Nunca olvidaré todas las historias que me contabas en nuestros viajes y excursiones, ¡cómo llorábamos y reíamos!

Contigo todo eran aventuras, como aquella vez en Montanejos que escalamos una roca para tirarnos al río de cabeza, ¡en pleno invierno! A mi me daba vergüenza decirte que aquello era una locura, pero lo hice porque te admiraba.

Pero a ti lo que más te gustaba era la velocidad. Recuerdo cómo cogíamos las curvas de camino a la montaña y como me decías que acelerará, porque querías ir mas rápido. Juntos, conseguimos realizar tu sueño: ¡Conducir un Ferrari en un circuito de carreras! Saliste muy orgulloso y emocionado, en todos los medios; tele, prensa, radio. No merecías menos.

Quiropractic GroupTambién compartimos muchos buenos ratos en la consulta. Hacías las delicias de otros pacientes con tus recitales de poesía (la memoria era tu fuerte), todos los años celebrábamos tu cumpleaños, siempre estabas en la primera fila de mis charlas, compartías toda tu sabiduría con nosotros, siempre recomendándonos artículos de prensa, libros, ….

En el último mes que estuviste con nosotros, nos dijiste con gran firmeza y convicción, que lo mejor que habías hecho en la vida había sido, casarte con tu mujer, dejar de fumar y venir a la consulta a recibir cuidados quiroprácticos. Por eso, nosotros hemos querido agradecer haber formado parte de tu vida, dedicándote estas palabras:

Pronto será polvo ,y árbol, y flor ,y pájaro, y pétalos caídos y al moverse la brisa una mariposa levantará el vuelo.
Tu esencia se forjó en las estrellas del cielo y en el registro de la vida, quedará grabado tu amor y recuerdos eternamente.

 

Querido Jose , tú decías que la quiropráctica te daba energía, y esa energía ha sido durante muchos años, el alma de esta consulta.

Donde quiera que estés, recibe nuestro amor.

Gracias.

 

 

En memoria de José Capote, que nos dejó a los 97 años.

Mostrar comentarios antiguos