08 Oct 2019

¿Por qué es recomendable la quiropráctica para embarazadas?

Publicado en: Embarazo e infancia
Escrito por en
quiropractica para embarazadas

El embarazo es un proceso que trae muchos cambios a la vida de la mujer y, por supuesto, a su cuerpo. A medida que pasan los meses, la fisionomía debe adaptarse para dar a luz y, en ocasiones, dicha adaptación puede llegar a producir molestias. 

Uno de los cambios al que la futura madre debe acostumbrarse es el peso extra con el que debe convivir durante los meses de embarazo, un peso que afecta directamente a la espalda. Otro de los problemas derivados de las adaptaciones al cuerpo durante el embarazo sería la debilitación de los músculos abdominales, pudiendo afectar a la postura corporal y provocando algunas molestias que pueden incluso prolongarse hasta después del parto. 

La quiropráctica para embarazadas ayuda a las futuras madres con todos estos cambios que suponen gestar una nueva vida. Visitar al quiropráctico a lo largo de los nueve meses puede aliviar dolores, mejorar el equilibrio pélvico así como el sistema nervioso, especialmente de cara al momento de dar a luz

Beneficios de la quiropráctica para embarazadas

Muchas veces se desconocen lo que las técnicas quiroprácticas pueden aportar a las mujeres embarazadas y a los bebés. Como puedes ver, son muy numerosas.

  • Ayuda con el desarrollo de un embarazo saludable.
  • Alivia la presión postural por el peso del bebé, que repercute especialmente en la columna vertebral. 
  • Reduce el tiempo del parto y las contracciones.
  • La recuperación del postparto puede ser más rápida. 
  • Mantiene el pubis equilibrado de cara al parto.
  • Combinado con ejercicio moderado, mejorará la fortaleza muscular.

Hay que tener en cuenta que la quiropráctica para embarazadas no supone riesgos, y siempre se adapta a cada paciente. 

¿La quiropráctica para embarazadas puede evitar una cesárea? 

La curvatura lumbar que se produce a causa del peso del bebé puede provocar algunos cambios en la pelvis y otros ligamentos o músculos con tal de adaptar el cuerpo a los procesos por los que pasará durante los nueve meses de gestación. 

Por ello, la quiropráctica para embarazadas favorece la recuperación del equilibrio de la pelvis y la postura de la columna para que el espacio del bebé no se vea reducido.Gracias a la técnica Webster, el bebé puede mantener una colocación adecuada para el parto y evitar de esta manera cesáreas a causa de una mala posición. Se trata de un procedimiento muy sutil e indoloro, que se realiza con el fin de relajar los músculos que intervienen a la hora de dar a luz y durante la gestación. 

Por último, la quiropráctica para embarazadas también puede reducir el trabajo del parto y el dolor, además de las contracturas en ligamentos o músculos. 

Si tienes alguna duda acerca de estos tratamientos no dudes en consultar a nuestros profesionales o pedir una cita online sin compromiso.

¿Por qué es recomendable la quiropráctica para embarazadas?
5 (100%) 2 votes