25 Jun 2019

Migraña cervical: cuando el dolor de cabeza y cervicales se unen

Publicado en: Quiropráctica
Escrito por en
migraña cervical

¿Has escuchado hablar alguna vez de migraña cervical? Hoy te hablamos de ella en este post.

La migraña cervical

Existen muchos tipos de migraña pero hoy queremos hablar en profundidad de la migraña cervical. ¿Sabías que casi un 30% de las cefaleas crónicas se originan en las cervicales?

La migraña cervical, conocida también como cefalea cervicogénica, se focaliza en la zona de las cervicales como su nombre propiamente indica. El dolor de este tipo de cefalea es intenso, manifestándose en la cabeza y la zona facial, siendo el origen del mismo en la columna vertebral. Concretamente esto sucede cuando se desplaza un hueso en el cuello.

Como consecuencia de este desplazamiento y dolor, es posible experimentar náuseas, visión borrosa, falta de apetito, falta de concentración, mareos e, incluso, malestar general.

Este tipo de migrañas es muy común, sobre todo en mujeres de mediana edad. La vida sedentaria y el uso de móviles y ordenadores incide directamente en la presión que soporta el cuello, dando pie así a posibles migrañas cervicales. Casi un tercio de las personas jóvenes y de mediana edad presentan este problema.

Causas de la migraña cervical

¿Qué causa la migraña cervical? Son varios los puntos que pueden causarla pero, principalmente, estos se pueden dividir entre síntomas que están generados por la columna vertebral y los que no tienen su origen en ella.

Entre los síntomas vertebrogénicos podemos destacar:

  • Anomalías, tanto congénitas como no, en las estructuras de las vértebras.
  • Inestabilidad en la primera y/o segunda vértebra.
  • Osteocondrosis en la primera y/o segunda vértebra cervical.
  • Problemas de causa desconocida.

Por su parte, algunas de las causas de la migraña cervical que no tienen que ver con problemas en las vértebras son:

  • Latigazo cervical y sus posibles consecuencias.
  • Anomalías en la ubicación de los vasos.
  • Contracciones espásticas en los músculos del cuello
  • Cambios de posición muy bruscos.
  • Mala postura mantenida en el tiempo.

¿Cómo diferenciar la migraña cervical de otro tipo de migrañas?

Es posible que leyendo este post tengas dudas sobre si tu malestar viene provocado por una cefalea cervical o, si por el contrario, es otro tipo de migraña. Para distinguir esta migraña de otras, notarás las siguientes molestias:

  • Cuando el dolor de cabeza hace acto de presencia, empezará a hacerlo solo en un lado. Si no se actúa de manera rápida, éste se irá extendiendo hacia el otro. Es posible que incluso notes el dolor en una zona muy concreta, por ejemplo, en un ojo o en las zonas cercanas a él.
  • Cuando se mueve el cuello, o se tose o estornuda, el dolor se intensifica.
  • La zona del trapecio puede presentar dolor y rigidez.
  • La zona cervical está con tensión.
  • Puede aparecer una visión deteriorada.
  • El equilibrio se ve afectado.

Además, es posible que moviendo la cabeza hacia una posición en concreta se sienta cierto alivio.

Algunos medicamentos pueden ayudarte a sobrellevar el dolor pero, lo ideal, es ponerte en manos profesionales de un quiropráctico que te ayude a conocer de dónde proviene el dolor y, tratar la zona del cuello y cervicales para conseguir un mayor alivio de manera más rápida. De esta forma conseguiremos una solución para que este tipo de dolores vayan remitiendo o, al menos, no sean tan constantes.

 

Migraña cervical: cuando el dolor de cabeza y cervicales se unen
4.3 (86.67%) 3 votes