23 Feb 2013

Menopausia

Publicado en:
Escrito por Dr. Ata Pouramini en
menopausia

menopausiaLa menopausia no es una enfermedad, simplemente  es una situación en el proceso de madurez de la mujer, que pone fin a la etapa reproductiva.

Durante la menopausia los ovarios dejan de producir óvulos y producen menos estrógenos y progesterona. Los cambios en estas hormonas causan la sintomatología de la menopausia. Los periodos se presentan con menos frecuencia y finalmente cesan.

Las señales más comunes son;

Sofocos, sudores fríos, insomnio, cansancio, irritabilidad, ansiedad, depresión.

Más a largo plazo, se aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, aumento del colesterol.

Esto es lo que ocurre a nivel hormonal.

Lo que nos preocupa son los cambios que vamos experimentando.

Nos preguntamos que nos está pasando, nos duele la cabeza, cambios en el estado de ánimo, dolores articulares, musculares, menos deseo sexual.

Vamos viendo como en la mayoría de los casos la figura se nos va redondeando, pensamos que ya no somos tan atractivas, que nuestra piel no está tan joven. Queremos apurar esa juventud pero a la vez nos sentimos un poco perdidas. Sabemos que ya no podemos ser madres y aunque no es una cosa que deseemos, el pensar que no, no nos gusta.

Ahí es cuando en vez de quedarnos en casa debemos de salir, cultivar nuestras amistades, disponemos de más tiempo y por ello debemos aprovecharlo y sacar partido

¡VAMOS A FORMAR PARTE ACTIVA ¡

Tenemo s que cambiar muchas cosas y nos vamos a poner a ello YA.

Lo más, más importante es aprender que tenemos una vida y hay que aprovecharla.

¿Nos ponemos?

Empezaremos cambiando unas pequeñas cosas.

Vamos a adoptar hábitos de vida saludable;

menopausia1

 30 minutos de ejercicio diario, mantiene la masa muscular, evitando el temido aumento de peso y de grasa corporal, además  nos previene de la pérdida de masa ósea.

Cuidaremos un poco nuestra alimentación, incrementando la ingesta de frutas y verduras a ser posibles crudas (esto le va a dar vida a nuestra piel).

Debemos moderar el consumo de carnes grasas.

Vamos a beber más agua.

También podemos hacer estiramientos, yoga, Pilates.

Aquí también los cuidados quiroprácticos nos pueden ser útiles. Por el estrés físico, químico y emocional, en nuestra columna se producen desequilibrios a nivel de las vertebras llamadas Subluxaciones. Con la corrección de esos desequilibrios el cuerpo funciona mejor, cuando las vertebras articulan correctamente, el proceso degenerativo es más lento. Tenemos más movilidad, flexibilidad, menos molestias. Ya que el Quiropráctico es el especialista de los trastornos musculo esqueléticos. ¿Así que cuando comenzamos?