12 Jun 2013

Mejorar la salud a través de las enzimas

Publicado en:
Escrito por Dr. Ata Pouramini en
Salud y enzimas

Salud y enzimasLas enzimas son sustancias que intervienen en todas las funciones de los organismos vivos y posibilitan cada aspecto de nuestro metabolismo.  Armonizan el sistema inmunológico  y ayudan a luchar contra virus y bacterias.

Son estructura de naturaleza proteica y catalizan los procesos biológicos siempre que sean termodinámicamente posibles.

Una importante función de las enzimas es la que presentan en el sistema digestivo de los animales. Enzimas tales como las amilasas y las proteasas son capaces de degradar moléculas grandes (almidón o proteínas, respectivamente) en otras más pequeñas, de forma que puedan ser absorbidas en el intestino.

Las enzimas   las podemos clasificar en tres tipos;

Las enzimas metabólicas; se encuentran en todo el cuerpo, los órganos, huesos, la sangre y hasta el interior de las propias células.

Las enzimas digestivas; ayudan a descomponer los alimentos en componentes más pequeños y simples.

Las enzimas alimentarias; se encuentran de forma natural en los alimentos crudos. Las enzimas digestivas y alimentarias funcionan de la misma manera, ayudan a  digerir los alimentos para que pueda ser absorbido por la corriente sanguínea.

Se han realizado estudios en los que se demuestra el gran papel que tienen las enzimas digestivas sobre nuestra salud. Posibilitan que el cuerpo utilice todos los nutrientes  que ingerimos. Las enzimas ayudan a una mejor digestión y eliminación de toxinas.

Las enzimas se encuentran en  mayor cantidad en las algas marinas, germinados, ensaladas y frutas frescas. De ahí la importancia de comer alimentos en su estado natural.

Cuando existe una deficiencia de enzimas puede producir que el cuerpo no tenga recursos suficientes para defenderse de las enfermedades y el proceso de envejecimiento.

Cuando no se dispone de suficientes enzimas de la digestión, esta se torna más pesada y eso supone un desgaste de energía mayor para el organismo. Lo que se puede traducir en un problema de hinchazón de vientre. Provoca gases, irritación de intestinal y eso favorece a que el hígado tenga un trabajo extra.