11 Oct 2017

Estas son las posturas correctas para manejar smartphones y tablets

Publicado en: Cuidados de la columna
Escrito por Dr. Ata Pouramini en , , , , , ,
Dolor de espalda móvil
Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita

“Anda recto”, nos decían a muchos de pequeños. “Anda recto, que si no te dolerá la espalda”. Muchos obedecimos a nuestras madres, padres, abuelas, abuelos, entrenadores o médicos, todo para llegar a esta época y que la cosa se tuerza, nunca mejor dicho, y acabemos encorvándonos por culpa de la llegada de smartphones y tabletas a nuestras vidas. Piénsalo: la postura que solemos adoptar para leer la pantalla es de todo menos cómoda. Incluso cuando estamos tumbados o recostados, corremos el riesgo de poder estar forzando las cervicales, por ejemplo. Pero no solo las cervicales sufren. Seguro que habrás notado cierta rigidez en la zona dorsal y lumbar después de pararte de pie a contestar algunos mensajes en el móvil, o a haber visto unos cuantos vídeos en un rato de descanso en el trabajo. ¿Qué podemos hacer para evitar estas molestias en la espalda, cuello -y por ende en la cabeza-? 

Para empezar, establece algunas normas a la hora de consultar el aparato. Por ejemplo: no consultes el móvil mientras te desplazas. Consúltalo al empezar a moverte y al parar. Aprende a discriminar lo que es urgente de lo que no. Antes, las comunicaciones podían esperar diez minutos. ¿Por qué no ahora?

Si tienes la certeza de que el mensaje al que debes contestar es muy importante y que no puede esperar por nada del mundo, párate. Tan sencillo como eso. Párate, siéntate o apóyate, y levanta el aparato hacia ti, no te encorves tú sobre él. Quizás te resulte extraño al principio, pero se puede hacer. Ya lo verás.

Si estás sentado o sentada en un escritorio y quieres utilizar el móvil, apoya los codos en la mesa y eleva el teléfono hasta la altura de tu cara. Mantén la espalda recta. Un apunte: la cabeza “pesa más” cuanto más se inclina. Obviamente no es que gane peso, pero si cuesta más mantenerla en esa postura. El cuello y la columna se cargan.

Cuando te tumbes en la cama, nada de sujetarlo de forma precaria sobre tu cara. Dobla una almohada, póntela en la espalda como si fueses a leer recostado e imita la postura -correcta- que adoptarías para leer un libro. En cualquier caso, es aconsejable que no le dediques demasiado tiempo al móvil en la cama, porque esta actividad estimula demasiado el cerebro, que no entra en modo dormir, sino que se activa. Por eso el tiempo se va volando haciendo scroll o viendo vídeos de Youtube. Mejor, un libro o una película.

No te excedas con el tiempo que dedicas al móvil. Ocupa tus tiempos libres con otro tipo de actividades, no caigas en él por inercia. La mayor parte de las veces no te aporta nada interesante, reconócelo.

Si vas a ver una película en una tablet, ponle un soporte para que se aguante en un ángulo que te permita sentarte cómodamente a verla. No la dejes plana sobre una mesa ni la sujetes tú sobre tu cara: la postura es incómoda y corres el riesgo de que te caiga encima cuando empieces a dormirte.

Como puedes ver, es cuestión de sentido común, aunque como se suele decir, ese es el menos común de los sentidos. Lo más importante es elegir el momento adecuado para consultar la pantalla, y no forzar. ¿Fácil, verdad? ¡Pues a ponerlo en práctica!

Y por supuesto, si necesitas ayuda con el dolor de espalda o con una postura incorrecta, ¡pide cita y visítanos!

Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita