04 Nov 2018

Espondilolistesis y Quiropráctica

Publicado en: Cuidados de la columna Novedades de la casa
Escrito por Dr. Ata Pouramini en , , , , , , , , ,
Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita

¿Qué es la espondilolistesis?

La espondilolistesis es una enfermedad degenerativa. Consiste en el deslizamiento de una vertebra sobre otra, es decir, que se ha desplazado hacia delante de su posición correcta y original. Este tipo de problema se suele originar más habitualmente en la parte baja de la columna, en la zona lumbar,
debido a que es esta parte la que soporta mayor carga de peso.
Puedes ver las diferencias entre la espondilosis y la espondilitis AQUÍ.

Podríamos clasificarla en los siguientes tipos:

Degenerativas. Se da en personas de mas de cincuenta años, se debe a cambios degenerativos artrósicos, produciendo inestabilidad articular. Es más común su aparición en mujeres.

Traumáticas. Cuando hay traumatismos graves suele afectar en la zona lumbar, sobre todo en las vértebras cuarta y quinta. Es más habitual que se produzca con accidentes de trabajo y deportivos.

Espondilolistesis asociada con espondilólisis. Es una fractura que se origina lentamente en personas genéticamente predispuestas, alrededor de los 6 años, se desarrolla en la edad de la adolescencia y, generalmente se estabiliza en los adultos y no sufre cambios. La lesión puede darse después de microtraumatismos repetitivos que no se consolidan en el tiempo.

Mucha gente que tiene espondilolistesis no tiene sintomatología, ni tan siquiera saben que tienen ese problema. Cuando hay algún signo, el más común de ellos es el dolor de espalda, suele extenderse por la parte inferior de la columna, llegando a reflejar por toda la zona lumbar y puede aparecer como algo similar a un tirón muscular.

Si la vértebra desplazada oprime el nervio, el dolor puede extenderse a lo largo de la pierna hasta el pie, debilidad en muslos y piernas, también puede aparecer hormigueo y sensación de entumecimiento, músculos isquiotibiales tensos (parte posterior de los muslos) y pérdida de control de los esfínteres.

La espondilolistesis puede alterar su aspecto físico llegando a notar que nos sobresale más el abdomen, las curvaturas de la columna se ven más marcadas, el torso parece más corto y la forma de caminar es más torpe.

Grados de la espondilolistesis

Los médicos clasifican la espondilolistesis en 5 grados de gravedad. Se clasifica de esta manera porque se mide cuánto se ha desplazado la vértebra hacia adelante sobre la vértebra subyacente, siendo el grado 1 el más leve y el 5 el más avanzado:

  • Grado 1: 25% de la vértebra se la desplazado hacia adelante.
  • Grado 2: 50% de la vértebra se la desplazado hacia adelante.
  • Grado 3: 75% de la vértebra se la desplazado hacia adelante.
  • Grado 4: 100% de la vértebra se la desplazado hacia adelante.
  • Grado 5: la vértebra se ha desplazado totalmente o, lo que es lo mismo, se ha producido espondiloptosis (espondilolistesis severa, grado avanzado de la misma en la cual la quinta lumbar puede quedar por delante de la primera sacra).

¿Se puede prevenir la espondilolistesis?

Aunque la espondilolistesis no es una enfermedad que se pueda prevenir, hay pasos que se pueden tomar para reducir el riesgo de padecerla:

Ocúpate de que los músculos de la espalda y abdominales se mantengan fuertes, así ayudara a soportar y estabilizar la parte inferior de la espalda.

Escoge actividades y deportes que no pongan en peligro la parte inferior de tu espalda, así la protegeremos de sufrir lesiones. Nadar, caminar son opciones bastante buenas.

El exceso de peso añade presión a la parte inferior de tu espalda. Procura mantenerte en un peso correcto y acorde a tu estatura.

Mantén una dieta equilibrada para mantener los huesos fuertes y bien nutridos.

-Ten cuidados quiroprácticos con regularidad, los ajustes vertebrales ayudan a funcionar mejor, mantener la columna flexible y libre de subluxaciones.

 

Tratamiento

Actualmente existen dos tratamientos diferentes para esta lesión. Si la espondilolistesis no es grave los resultados pueden ser excelentes con técnicas conservadoras tales como ejercicios varios de gimnasia, realizar abdominales y paravertebrales que ayudan a dar más estabilidad a la columna lumbar. Este tipo de tratamiento siempre tiene que estar supervisado por un especialista.

Si el dolor es crónico y muy fuerte, se suele recurrir a la cirugía.  La intervención quirúrgica de la fusión (la estabilización de las vértebras por medio de síntesis entre ellas) es la más habitual en los casos de espondilolistesis intervenidas.

Cómo puede ayudarte la quiropráctica

Los ajustes quiroprácticos pueden ser beneficiosos para la espondilolistesis, sobre todo cuando se realizan y se aplican sobre los segmentos espinales de la vértebra afectada. Los tratamientos quiroprácticos facilitan la elasticidad de la columna y la movilidad de la vértebra.

Si padeces espondilolistesis y quieres que el Dr. Ata Pouramini revise tu caso, puedes solicitar una cita con él haciendo click AQUÍ. Él estudiará tu caso de forma personalizada y podrá darte un pronóstico de mejoría, con la quiropráctica como tratamiento.

Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita