24 Feb 2012

El dolor de espalda habla de las emociones

Publicado en: Cuidados de la columna
Escrito por Dr. Ata Pouramini en
Dolor de espalda y las emociones_
Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita

¿Pueden las emociones afectar al dolor de espalda? Pues sí, es posible. Hoy me gustaría abordar el tema del dolor de espalda, pero desde el punto de vista de los sentimientos que forman el total de nuestras emociones.

Factores que desencadenan el dolor espalda

Dolor de espalda y las emociones_El dolor de espalda puede desencadenarse por varios motivos. Los factores que más claramente afectan al dolor de espalda son aquellos que tienen un origen físico, como un golpe, un accidente, una mala higiene postural; o los que provienen de patologías en la estructura ósea como la escolisosis, las hernias discales o incluso la artrosis.

En estos casos es sencillo determinar la causa del dolor de espalda, pero ¿qué pasa cuando el dolor de espalda aparece de forma espontánea y sin relación aparente con los síntomas anteriores?

Es entonces cuando hay que investigar sobre nuestras emociones y sentimientos, el origen del dolor de espalda podría estar en nuestro interior. En muchas ocasiones, y de forma inconsciente, el cuerpo transforma los problemas psíquicos en problemas orgánicos es decir, somatizamos los problemas.

El estrés y la ansiedad son dos de las emociones más generadoras de dolor de espalda, y en muchos otros casos, problemas de salud crónicos.

El Dr. Deepack Chopra, experto en este campo a nivel mundial, opina que el cuerpo es una proyección en 3D del estado de ánimo. El más mínimo cambio de humor es interpretado por todas las células, lo que significa que nuestros pensamientos no están sólo en el cerebro, sino que se extienden por el resto del cuerpo gracias a los 50 billones de células que transportan esta información.

Mi opinión personal, va en la línea del pensamiento del Dr. Chopra, y pienso que nuestras emociones afectan al resto del cuerpo a través de varias vías, tales como: el sistema neurológico, el sistema endocrino y el sistema inmunológico.

¿Cual podría ser la solución al dolor emocional?

Pues es más simple de lo que parece, basta con reflexionar sobre nuestros sentimientos y estado de ánimo, quizás con este análisis podemos encontrar la causa del dolor de espalda, que bien puede ser un problema, una preocupación, y en nuestra mano está el darle solución.

Por otra parte, también es importante cuidar la columna vertebral, ya que ésta mantiene el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Así, estaremos fortaleciendo el sistema inmune y evitando que este tipo de emociones negativas afecten a nuestra salud y calidad de vida.

Si quieres saber más sobre cómo está conectado el dolor de espalda con los sentimientos y emociones, existe un libro llamado “El dolor de espalda y las emociones” escrito por el osteópata David Ponce, que puedes consultar para ampliar información.

Fuente  de la imagen: Pinterest.

 

Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita
Mostrar comentarios antiguos