04 Mar 2019

¡Cuidado! Hay sal en tus medicamentos

Publicado en: Alimentación
Escrito por en

Según un estudio realizado con 1,2 millones de pacientes británicos, publicado en el British Medical Journal (Revista Médica Británica), hay una asociación directa entre el consumo de pastillas efervescentes y el infarto y los derrames. La razón es la gran cantidad de sal que contienen esas pastillas.

 

En mi consulta he ido comprobando a lo largo de los años que la gran mayoría e las personas que comienzan a recibir cuidados quiroprácticos para sus dolores de espalda toman analgésicos, y esto no es un problema baladí, ya que se calcula que el 80 por ciento de la población sufrirá dolores de espalda en algún momento de su vida.
Por esto es muy recomendable analizar y solucionar la causa. Sobre todo en personas de la tercera edad, ya que, si el problema no se soluciona, se les puede hacer crónico y puede obligarles a tomar medicamentos de por vida para aliviar el dolor.

 

A este problema se añade otra gran desconocida que es la sal. Muy presente, como decíamos, en las pastillas efervescentes.
Se ha demostrado que pacientes que tomaban el mismo tipo de pastillas, pero con menos sal, disminuyeron sus posibilidades de sufrir un infarto, tener la tensión arterial alta, derrames o morir por una causa vascular que aquellos que tomaban el mismo fármaco con mayor cantidad de sal.
También tenían siete veces menos posibilidades de desarrollar una tensión arterial alta o tener hipertensión.
El problema es que muchas de esas medicinas no ponen lo que contienen en realidad, y si lo ponen es el en prospecto.
Además, el paciente no es consciente de que unas altas cantidades de sodio puedes perjudicar a una personas con dietas bajas en sal.

 

Las medicinas efervescentes contienen bicarbonato, y muchas veces están combinadas con sodio para que se disuelvan mejor.
El problema es que hay muchas medicinas efervescentes, pero también hay muchas vitaminas y suplementos que lo son. En el estudio del British Medical Journal, se halló que los niveles de sodio presentes en las pastillas efervescentes eran de entre 69 mg y 414 mg, lo que puede exceder las dosis de sodio para un adulto diaria recomendada, si la persona toma varias pastillas al día.

“Muchos consumidores no se dan cuenta de los riesgos y parece impresionante que el sodio haya estado escondiéndose en las medicinas todo este tiempo .” Prof. Gareth Vivers

 


Mis consejos sobre estas pastillas efervescentes son:

1. Si te duele la espalda primero encuentra la causa. Las pastillas solo te quitarán los síntomas. La quiropráctica, el yoga o el pilates te puedes ayudar. Procura hacer alguna actividad física de baja intensidad.

2. Nunca hay que automedicarse, estamos hablando de fármacos, y no son inofensivos.

3. Lee bien los ingredientes del prospecto y los efectos secundarios.

4. Pide consejo a tu médico de cabecera o farmacéutico si tienes una dieta baja en sal y estás preocupado por ingerir más sales a través de las pastillas.

5. Pregunta a tu farmacéutico por alternativas a las pastillas efervescentes.

6. Cuidado con los suplementos vitamínicos efervescentes que también contienen elevadas cantidades de sal.

7. La sal rosa del Himalaya y la flor de sal marina suelen ser más sanas porque tienen menos cantidad de sodio que la sal procesada.

8. Reduce la cantidad de sal en tu comida porque puede subir tu tensión arterial.

9. Mide y controla tu tensión arterial con regularidad.


Si quieres profundizar más y conocer acerca de cómo todo puede afectar a tu estado de salud y a tu cuerpo, te recomiendo que leas mi libro
Tú eres tu medicina, disponible en soporte físico y digital.


Ata Pouramini

¡Cuidado! Hay sal en tus medicamentos
3 (60%) 2 votes