20 Jul 2014

Cuida tu hidratación este verano.

Publicado en: Novedades de la casa Salud
Escrito por Dr. Ata Pouramini en , , , , , ,
hidratacion

hidratacionEl agua es una pieza clave para la vida, es el elemento que se encuentra en mayor proporción en la mayoría de las células de nuestro organismo además de ser el medio de transporte de nutrientes y deshechos que producen nuestras células.

También forma la mayor parte de nuestro sudor, mecanismo por el cual nuestro organismo disipa el calor por conducción y con ayuda del aire por convección.

No podemos olvidar  que nuestro cuerpo es básicamente 75% agua. La proporción de agua en nuestro cerebro es de un 80% , la de los pulmones de un 79%, la de la sangre  de un 83%, los  músculos son agua en un 76% y los huesos en un 22%. Por eso, una simple bajada de un 2% en la hidratación del cuerpo puede provocar  problemas de memoria (short term memory), dificultades en la concentración, incluso fatiga. También la deshidratación puede causar dolor de espalda.

En verano podemos llegar a perder de 2 a 3 litros diarios de agua, dependiendo del sexo, la edad o la humedad, entre otros factores.

Sin agua no podemos sobrevivir más de tres días, en cambio sin comer podemos aguantar semanas. El agua regula la temperatura junto con la respiración, ayuda a la digestión y absorción de vitaminas y nutrientes, mueve la comida en la vía intestinal y es el mejor agente para detoxificar el cuerpo. También ayuda a regularizar el metabolismo, protege los órganos vitales, ayuda a convertir comida en energía, transporta hormonas y nutrientes a los órganos y además depura el hígado y los riñones de toxinas, impurezas y bacterias del tracto urinario.

Consumir agua nos ayuda a evitar enfermedades, hidrata nuestra piel, nuestro cabello y da forma a nuestro cuerpo.

Los discos intervertebrales tienen una parte exterior que es fuerte pero flexible y una parte interior gelatinosa, formada mayoritariamente por agua.

Las actividades diarias deshidratan el disco y se hidratan de nuevo por la noche mientras dormimos y estamos tumbados. El anillo exterior absorbe el 25% del peso del cuerpo y la parte interior el 75%. Cuando existe ausencia de agua la parte interior se deshidrata y no es capaz de absorber el shock del peso adecuadamente y hace que la parte exterior haga este trabajo estresando su integridad estructural.

Así que hidrátate bien a largo del día consumiendo agua pura y limpia y minimiza la cantidad de bebidas diuréticas consumidas.