13 Dic 2012

Ciática

Publicado en: Cuidados de la columna
Escrito por Dr. Ata Pouramini en , , ,
CIATICA
Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita

La ciática es un problema causado por un trastorno en la zona lumbar de la columna. El nervio ciático es el más largo del cuerpo humano, baja verticalmente por la parte posterior del muslo, por detrás de la rodilla, ramificándose en los músculos isquiotibiales, pantorrillas,  hacia los pies.

Por desgracia es un mal muy común que padece muchísima gente, produciendo una serie de síntomas muy dolorosos.

Suele afectar a un lado del cuerpo, el dolor suele ser agudo, sensación de quemazón, acompañado de descargas intermitentes de dolor, irradiando en ocasiones hacia alguna de las piernas, e incluso los pies y acorchamiento.

La causa de todo esto es la comprensión del nervio ciático.

 ¿QUÉ PUEDE CAUSAR LA CIÁTICA?:

– Hernias discales: El trastorno se produce cuando una parte o toda la porción central de un disco intervertebral, se desplaza a través de una parte debilitada del disco, comprimiendo una terminación nerviosa.

-Enfermedad degenerativa del disco: Es un proceso biológico natural asociado con el envejecimiento.

-Estenosis espinal lumbar: El nervio ciático puede verse afectado como resultado de estos cambios.

– Subluxaciones vertebrales: Es una de las causas más comunes de la ciática, hay un desplazamiento vertebral que comprime el nervio.

CONSEJOS PARA EVITAR LA CIÁTICA:

Siempre es aconsejable recibir ante todo cuidados quiroprácticos, teniendo ajustes regulares en la columna, es un seguro a largo plazo para tener una columna sin problemas, más movilidad y una mejor calidad de vida.

Tomar precauciones a la hora de levantar peso, realizar habitualmente alguna actividad física, caminar diariamente o algo de estiramientos puede ayudar mucho.

Evitar el sobrepeso, supone un esfuerzo adicional a las estructura corporal. Un cuerpo sin sobrepeso tiene que hacer menos esfuerzo en las actividades cotidianas por lo que tiene menos riesgo de lesiones.

Cuidar nuestras posturas: sentarse mal, con la espalda muy doblada o cruzando  las piernas produce una presión innecesaria sobre el nervio ciático.

CON ESTOS  SENCILLOS CONSEJOS PODEMOS AYUDAR MUCHO  a prevenir la ciática. En caso de padecerla,  que no se haga crónica.

Pide cita online, te atenderé de forma personalizada
Pide cita