26 Ene 2014

Bronquitis y Quiropráctica

Publicado en: Novedades de la casa Salud
Escrito por Dr. Ata Pouramini en
_Ata_

Es la época de los constipados, y en algunas ocasiones cuando éstos son muy persistentes y no curan bien pueden generar en una bronquitis.

Una bronquitis es una inflamación del recubrimiento de los bronquios, que conectan la tráquea a los pulmones. Cuando los pulmones están inflamados o infectados entra menos aire y también sale menos.

¿Qué sintomatología presenta?

–   Molestia en el pecho.
–   Tos insistente con producción de moco.
–   Fatiga.
–   Fiebre, de normal baja.
–   Dificultad respiratoria que empeora con la actividad.
–   Sibilancias, en personas con asma.

Tratamiento

La mayoría de las veces la infección desaparece por si sola al cabo de una semana. La mayoría de las personas no necesitan antibiótico para la bronquitis aguda.

Os damos unas pautas a seguir que os ayudarán mucho:

  1. Tomar mucho líquido, agua, zumos con alto contenido en vitamina C, como la naranja, piña, uvas sin semillas y guayaba,  infusiones de eucalipto, melisa, jazmín…,
  2. Utilizar humificadores, a ser posible con algún aceite esencial como eucalipto, romero, pino…
  3. NO FUMAR, y evitar ambientes en los que se fume.
  4. Lavarse las manos con frecuencia, para evitar propagar el virus y otras infecciones.
  5. Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  6. Mantenerse caliente, abrigarse pero nunca en exceso, sudar empeora.
  7. Airear el lugar donde nos encontremos de vez en cuando.
  8. Reduce la ingesta de todos los productos lácteos, que ayudan a disminuir la formación de mucosidad.
  9. Alimentarse bien, caldos con apio, perejil, hojas frescas de diente de león para aumentar la eliminación urinario.
  10. Tomar mucha miel, es un perfecto antiinflamatorio, y ayudará a funcionar mejor los bronquios.

 

Y ante todo tener ajustes quiroprácticos. Con el ajuste ayudarás al cuerpo a subir sus defensas y nos recuperaremos antes, el ajuste en la zona dorsal sobre todo ayuda a liberar los bronquios y que funcionen mejor.

A nivel preventivo recomendamos a parte de tomar alimentos con alto contenido de vitamina C, tomar miel, polen, propóleo y equinácea a lo largo del año, sobre todo en épocas de cambio de estación.