17 Jun 2013

Antioxidantes y radicales libres

Publicado en: Curiosidades
Escrito por Dr. Ata Pouramini en
Alimentos y antioxidantes

Antioxidantes y radicales libresUn antioxidante es una molécula que es capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. Los antioxidantes son, nutrientes, minerales, vitaminas que protegen las células del daño causado por los radicales libres.

Nuestro metabolismo extrae la energía a través de la oxidación. Los procesos normales del organismo producen radicales libres como el metabolismo de los alimentos, la respiración y el ejercicio. No todos son perjudiciales, ya que las células del sistema inmune crean radicales libres para matar bacterias y virus. Es decir el cuerpo genera radicales libres para su propio uso, regula la actividad de los órganos, controla el tono muscular y elimina bacterias.

El  tabaquismo, la contaminación medioambiental, la sobreexposición a las radiaciones solares y las dietas ricas en grasas, aumentan los radicales libres.

¿Qué papel juegan los antioxidantes?

Los antioxidantes captan los radicales libres evitando el proceso en cadena que destruye la célula.

Alimentos y antioxidantes

Un nutriente tiene propiedades antioxidantes cuando es capaz de neutralizar la acción oxidante de la molécula inestable de un radical libre sin perder su propia estabilidad electroquímica. El organismo está luchando contra radicales libres a cada momento del día, pero el problema se produce cuando tiene que tolerar de forma continuada un exceso de radicales libres.

Los antioxidantes consiguen mejorar nuestra calidad de vida.

El ejercicio físico  moderado es un buen antioxidante.  En cuanto a la alimentación las frutas y verduras con mucho color también son antioxidantes. Para evitar los radicales libres debemos cambiar los hábitos alimenticios.

Estos alimentos son altamente antioxidantes y fortalecen el sistema inmunológico;

Vitamina A; alimentos ricos en beta carotenos como son las verduras de color verde, rojo anaranjado y amarillo.

Vitamina C; frutas y verduras crudas; cítricos, kiwi, mango, caqui, piña, hortalizas en general.

Vitamina E; aceite de soja, germen de cereales de grano entero, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.