16 Sep 2019

Alimentación en mayores, la clave para mejorar la salud

Publicado en: Alimentación
Escrito por en
alimentación en mayores

A medida que nos hacemos mayores aparecen con más frecuencia los problemas de salud. Es algo habitual, pero con el fin de aliviar los síntomas y retrasar todo lo posible los problemas de salud, hay que trabajar en mejorar nuestro estilo de vida. La alimentación en mayores se convierte en una parte fundamental de lo que estamos comentando, y es que, una buena alimentación nos ayudará a estar protegidos desde dentro contra algunas de las enfermedades más comunes. 

Una correcta alimentación en personas mayores puede suponer una mejora de salud considerable. Para ello, es necesario ingerir los nutrientes necesarios, completando una dieta equilibrada y saludable.

Algunas pautas para una correcta alimentación en mayores 

Mantener una dieta equilibrada y saludable es algo que se debe hacer durante toda la vida, pero conforme envejecemos es posible que cambien nuestras necesidades nutricionales. Estos son algunos beneficios y factores a tener en cuenta de la alimentación en mayores: 

  • Si a partir de los 55 años se siguen las pautas de una dieta correcta con variedad de alimentos, es posible reducir el riesgo de enfermedades como hipertensión, osteoporosis o algunos tipos de cáncer. 
  • Evita los alimentos procesados: se trata de todos los que contienen pocos nutrientes y que, por contra, sí que contienen otros componentes perjudiciales como pueden ser el azúcar o las grasas saturadas. Sustituir los dulces industriales y las comidas precocinadas es imprescindible para mejorar la alimentación en mayores. 
  • La actividad física es imprescindible para complementar los hábitos nutricionales. Al menos es necesario realizar 30 minutos de ejercicio al día.

Alimentación en mayores: lo que se debe incluir en el menú

Como hemos comentado, conforme nos hacemos mayores nuestras necesidades nutricionales van cambiando, por lo que hay que ir introduciendo ciertos alimentos que nos ayuden a paliar los efectos del paso del tiempo en nuestro cuerpo. 

  • Vitaminas y  minerales: especialmente el calcio y la vitamina D para evitar la osteoporosis. Para ello es imprescindible consumir hasta tres lácteos al día, además de incluir fruta y verdura todo lo que sea posible. Por otra parte es necesario racionar la sal para evitar un exceso de sodio, lo que provocaría hipertensión.
  • Proteínas: las encontramos en la carne, el pescado, los huevos y la leche principalmente. Es recomendable consumir más pescado que carne.
  • Grasas: son necesarias siempre que se consuman con moderación. Es imprescindible evitar las saturadas que se encuentran en carnes y embutidos, además de incluir las de origen vegetal y las del pescado azul.
  • Carbohidratos: en el caso de la alimentación en mayores debemos priorizar los hidratos de carbono complejos (los que se encuentran en los cereales y las legumbres) y evitar los simples, es decir, los que hay en el azúcar. 

Recuerda que somos lo que comemos, en el libro Tú eres tu medicina podrás descubrir cómo los hábitos alimentarios influyen en nuestra salud para bien o para mal. 

Alimentación en mayores, la clave para mejorar la salud
5 (100%) 2 votes